453 nuevos casos confirmados de coronavirus ha anunciado este lunes la Organización Nacional de Salud Pública (EODY, por sus siglas en griego), de los cuales 184 se han detectado en Kara Tepe, el nuevo campamento de inmigrantes y refugiados de la isla de Lesbos, y de 174 en la región capitalina de Ática.

Preocupadas por este nuevo récord negativo se muestran las autoridades políticas y sanitarias del país.

El Prof. Nikos Sypsas, especialista en Enfermedades Infecciosas y miembro del Comité Científico que decide qué medidas deben tomarse, declaró que estamos un paso antes del confinamiento en la región de Ática, la cual constituye «el punto caliente de la pandemia» en el país.

Por su parte, el portavoz del gobierno, Stelios Petsas, aclaró que lo primero es la salud pública y se van a tomar todas las medidas que sean necesarias para protegerla.

Mientras tanto, se insiste en los controles y multas tanto a empresarios como empleados si no se cumplen las medidas de protección personal en los lugares de trabajo, que incluyen la utilización de mascarillas en todo momento.

Se han anunciado también controles exhaustivos que se realizadas por equipos del ministerio de Sanidad en lugares de trabajo y reuniones en las partes más pobladas de Ática, así como en departamentos del sector público y privado

Los colegios siguen abiertos en principio y en caso de registrar positivos, cierran en parte o en su totalidad según el número de casos.