En el marco de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se celebra en Bali, Indonesia, el economista jefe del Fondo, Maurice Obstfeld, ha presentado este lunes las previsiones del organismo internacional sobre las perspectivas económicas globales (World Economic Outlook).

En cuanto a Grecia, el FMI prevé un crecimiento del 2,4 por ciento en 2019, actualizando la estimación del 1,8 por ciento previsto en el informe del abril de 2018.

A medio plazo, el Fondo considera que el crecimiento del PIB será de 1,2 por ciento, ante el 1,9 por ciento estimado en el informe primaveral.

Además, el FMI prevé una reducción gradual del desempleo, que durante el año en curso experimentará un descenso de 1,6 por ciento interanual y oscilará alrededor del 19,9 por ciento a finales del año, mientras en 2019 la tendencia a la baja seguirá para situarse al 18,1 por ciento.

En cuanto a la inflación, el FMI estima que alcanzará el 0,7 por ciento en 2018 y en el próximo año se incrementará al 1,2 por ciento.