Grecia registró este miércoles la mayor cifra de contagios de coronavirus en una jornada en los ocho meses de pandemia, con 865 casos positivos, lo que ha llevado a las autoridades a aplicar medidas adicionales en algunas zonas del país.

Esta cifra ha superado con mucho el último récord de casos, registrado este mismo martes, de 667 contagios en un día, y ha llevado el total de casos de Covid-19 confirmados a 27.334.

El Gobierno griego ha decretado a partir del viernes a las 06.00 locales el confinamiento durante dos semanas de la unidad periférica de Kastoriá, apenas una semana después de anunciar la primera cuarentena local de la segunda ola de la pandemia en Kozani, ambas en el noroeste del país.

Así, se prohíbe la entrada y salida de estas unidades periféricas, en ellas el uso de mascarilla es obligatorio tanto en interiores como exteriores y se suspenden todas las reuniones en zonas públicas o privadas.

Además, cierra el comercio -salvo las tiendas de alimentación- bares, restaurantes, peluquerías, cines, museos y sitios arqueológicos; se cancelan todos los eventos culturales, como teatros o actuaciones musicales, y quedan clausurados todos los centros polideportivos.

A la luz de los últimos datos, el Gobierno ha subido a alerta naranja (el nivel previo al confinamiento) las unidades periféricas de Salónica -donde se encuentra la segunda mayor ciudad de Grecia-, Larisa; Serres y Beocia. En este mismo nivel se mantiene de momento hasta el sábado la unidad periférica de Ioánina.

El viceministro de Protección Civil, Nikos Jardaliás, hizo un llamamiento a la responsabilidad ciudadana y resaltó que la situación es “extremadamente crítica”.

De los nuevos 865 casos, tan sólo 44 fueron registrados en los test que se realizan a los viajeros que entran al país.

Además, en la última jornada fallecieron seis pacientes debido al coronavirus.

En total en Grecia han muerto 534 personas por la Covid-19 desde que comenzó la pandemia en febrero.