Los beneficios que supone el impulso del Pacto de Prespas, no sólo para Grecia y la ex República Yugoslava de Macedonia, sino para toda la región, va a subrayar el primer ministro, Alexis Tsipras, durante su intervención en la cumbre cuatripartita entre Bulgaria, Serbia, Rumanía y Grecia, que se celebra este viernes en Varna, Bulgaria.

Al mismo tiempo, Tsipras resaltará que mediante este Pacto el Norte de Grecia se convierte en un centro regional desde el punto de vista energético, comercial y logístico y hará hincapié en el papel de nuestro país como pilar de estabilidad en la zona de los Balcanes.

La cumbre cuatripartita de hoy es la quinta de una serie de reuniones entre los jefes políticos de los países participantes, que ha resultado un foro de aportación significativa en materia tanto de cooperación regional a nivel político y económico, de perspectiva europea para los países de los Balcanes Occidentales.

Una vez concluida la agenda de la cumbre, por primera vez asistirá al almuerzo de trabajo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para abordar cuestiones de cooperación entre países de Europa SE e Israel, sobre todo en materia de nuevas tecnologías, compañías innovadoras y energía.