Con motivo de los actos festivos por el aniversario de la independencia de Grecia del Imperio Otomano, que se celebra el 25 de marzo, el primer ministro Alexis Tsipras instó a Turquía a abandonar sus acciones ilegales en el Mar Egeo y respetar los derechos soberanos de Grecia y de Chipre, así como los reglamentos que emanan del derecho internacional.

Asimismo, en Varna, Bulgaria, se celebra este lunes la cumbre euro-turca, con objetivo principal la continuación de la financiación europea a Turquía para los refugiados sirios, pero se planteará también la postura provocativa creciente de Turquía en la región de Mediterráneo Oriental.

La UE será representada en la cumbre por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, que en recientes declaraciones han resaltado que no se trata de una reunión fácil.

Por otro lado, nadie se arriesga de prever las posiciones que sostendrá el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en la cumbre.