Los líderes de Grecia, Chipre y Egipto condenaron este miércoles en Nicosia la escalada de provocaciones por parte de Turquía y sus operaciones en aguas de Chipre y de Grecia, destacando que “ponen en riesgo la estabilidad y paz en la región”.

En la octava cumbre trilateral celebrada este miércoles, el primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis y los presidentes de Chipre, Nikos Anastasiadis, y de Egipto, Abdelafatah al Sisi, debatieron sobre cooperación energética, migración, lucha contra el terrorismo, la situación en Siria y Libia, el proceso de paz en Oriente Medio y la pandemia de coronavirus.

Kiriakos Mitsotakis en su intervención resaltó que Ankara “sueña con prácticas imperialistas y efectúa acciones agresivas, desde Siria hasta Libia, de Somalia a Chipre, desde e Egeo hasta el Cáucaso” que acompaña de “actos unilaterales que violan el derecho internacional”.

El primer ministro griego reiteró su petición a la Unión Europea de suspender la exportación de armamento a Turquía.

Nikos Anastasiadis destacó que “Turquía está violando la estabilidad con una serie de acciones ilegales”. El presidente chipriota hizo referencia a varias afrentas por parte de Ankara, como la exploración en las zonas marítimas de Chipre y Grecia o la reciente apertura de la playa del barrio de Varosha que va en contra de las resoluciones de las Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, Al Sisi, destacó la buena cooperación entre los tres países, que calificó como ” un espacio para nuestras visiones comunes en diversos sectores y la coordinación de posiciones en temas regionales e internacionales”.

Los tres líderes firmaron una declaración conjunta, llamada “Declaración de Nicosia” en la que se celebra el acuerdo firmado entre Grecia y Chipre para la delimitación de las zonas marítimas según el Derecho del Mar y el Derecho Internacional y se resalta su importancia para la paz y la estabilidad de la región.

 Además, la Declaración recoge su postura ante importantes asuntos regionales y prevé la creación de un mecanismo permanente que supervisará la consecución de los objetivos acordados.