Se multiplican los casos confirmados de coronavirus en Grecia, por lo que se genera una creciente alerta entre los científicos y las autoridades, especialmente por la ampliación de la propagación de covid-19 en los grandes centros urbanos del país y por el aumento de los casos contemplados entre menores de edad.

De los 57 nuevos casos anunciados por la Organización Nacional de Salud Pública (EODY, por sus siglas en griego) este miércoles, 13 han sido detectados entre turistas extranjeros, 18 en la zona metropolitana de Atenas, 11 en Tesalónica, siete en la ciudad de Kavala, dos en la isla de Lefkada y uno en las provincias de Acaía, Imatía, Kilkis, Corinto, Dodecaneso y Rodopi.

El número total de los casos confirmados asciende a 4.336, mientras la cifra de las víctimas mortales sigue estable a 203 personas.

Sin embargo, un motivo adicional de inquietud deriva del incremento de los casos registrados entre la población infantil del país.

Según los datos epidemiológicos de EODY, desde el comienzo de la carantina hasta el 8 de junio, el virus se había detectado a 167 niños hasta la edad de los 17 años, mientras que actualmente la cifra ha ascendido a 265 menores.