El rendimiento de los bonos gubernamentales de Grecia a 10 años cayó por primera vez por debajo del 1%, lo que parece indicar que el país se acerca a aliviar las estrictas condiciones presupuestarias establecidas por los prestamistas para rescatar su economía.

El rendimiento cayó el miércoles a 0,957%, pero sigue estando entre las tasas de endeudamiento más altas en la eurozona de 19 países y aproximadamente al nivel de Italia. Países como Alemania, Francia, Bélgica y Holanda tienen actualmente tasas de interés negativas a largo plazo.

Grecia espera que su mejor crecimiento económico, una calificación soberana que se aproxime al grado de inversión y el acceso a préstamos con intereses más bajos de los mercados financieros ayudará a convencer a los acreedores de que puede mantener sus deudas nacionales sostenibles con objetivos más bajos de rendimiento presupuestario.

La semana pasada en Atenas, el comisionado de Finanzas de la UE, Paolo Gentiloni, dijo que la Comisión Europea estaba dispuesta a discutir la reducción de los objetivos estrictos para el superávit primario de Grecia, pero aclaró que la decisión sobre la solicitud se tomaría más adelante, este mismo año.