La devolución de las ganancias de los bancos europeos a nuestro país, generadas por la maduración de los bonos griegos, se ha planteado este jueves en la primera reunión del EuroWorking Group después de la conclusión del programa de ayuda financiera a Grecia.

Fuentes del ministerio de Finanzas griego han indicado que en la reunión se presentaron aspectos técnicos del proceso de desembolso de estos fondos, que se llevará a cabo en un plazo de cuatro años.

Las mismas fuentes añadieron que no se planteó otro asunto relacionado con Grecia, ya que la cuestión de la forma que adoptará la supervisión de la economía griega después de la conclusión de los programas de ayuda ya se había determinado en reuniones anteriores, celebradas en el mes de mayo pasado.