El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, anunció ayer el levantamiento total de los últimos controles de capital vigentes desde junio de 2015 para proteger la viabilidad de los bancos griegos en medio de la profunda crisis que llevó al tercer rescate del país.

“Hoy se pone fin a cuatro años de incertidumbre, hoy acaban por fin los controles de capital y comienza un nuevo ciclo de optimismo para la economía y la banca griega”, sostuvo Mitsotakis.

El ministro de Finanzas, Jhristos Staikouras, confirmó que “la eliminación total de las restricciones entrará en vigor a partir del 1 de septiembre”, según se ha acordado con el Banco Central de Grecia los organismos europeos de supervisión bancaria.

De hecho, la decisión se tomó por recomendación del gobernador del Banco de Grecia, Yannis Sturnaras, quien considera que el incremento continuado de los depósitos bancarios es señal de que ha llegado el momento de levantar las últimas restricciones.

El Banco Central espera además que la supresión total de las restricciones acelerará el regreso de los depósitos bancarios a Grecia.