A partir de hoy se va discutiendo en las comisiones competentes del Parlamento el proyecto de ley que incluye los requisitos imprescindibles para el desembolso del subtramo de la ayuda financiera a Grecia, de 2,8 mil millones de euros. Entre las mediadas más polémicas, figura la transferencia de seis empresas de servicios públicos al nuevo Superfondo de Privatizaciones.

Se estima que el proyecto de ley se presentará este martes, 27 de septiembre, ante el pleno del Congreso de Diputados para su aprobación definitiva.

Entre las cuestiones pendientes de la primera valoración de la economía griega, el proyecto de ley comprende la designación de los miembros de la junta directiva del nuevo Superfondo de Privatizaciones, la convocatoria de manifestación de interés para la privatización de la autopista de Vía Egnatía, la transferencia de 5% de OTE al Fondo de Desarrollo de Bienes Públicos y la conclusión de los cambios en los consejos administrativos de los bancos.

El objetivo del gobierno es cerrar todo asunto pendiente para el Eurogrupo del 10 de octubre, mientras que se considera de interés particular para el desembolso de los 2,8 mil millones de euros la reunión del Euroworking Group, que se celebra el próximo jueves, 29 de septiembre.