El Pleno del Tribunal de Cuentas, en un dictamen relativo, cuestiona los recortes de las pensiones principales y complementarias por un 18 por ciento a partir de 2019, considerando que eventualmente no se conforman con el primer protocolo adicional de la Convención Europea de Derechos Humanos.

A la vez, el tribunal fiscal supremo señala que no se ha presentado el informe actuarial relativo, previsto por la legislación griega.

No obstante, fuentes gubernamentales han comentado que este dictamen no compromete al gobierno, ya que no es vinculante.