A una primera revisión del curso del programa de rescate de la economía nacional han procedido hoy el gobierno griego y los representantes de las instituciones.

Entre los asuntos que planteará el lado heleno sería la petición del ministerio de Trabajo que se congelen las deudas a los fondos de seguridad social que se hayan producido en los años de la crisis o que se produzcan en lo que queda del año.

La primera reunión de ayer del ministro de Finanzas, Efklidis Tsakalotos, con los representantes de las instituciones tuvo como objetivo principal la constitución del Consejo de Supervisión del nuevo Fondo de Privatizaciones.

Asimismo, se discutieron más asuntos relativos, como la aprobación por el Parlamento de la concesión a la explotación privada del área del antiguo aeropuerto de Atenas en la zona de Elinikó y la lista de las empresa públicas que se incorporarán en el Fondo de Privatizaciones.

La reunión duró aproximadamente un par horas y un alto cargo del ministerio de Finanzas, en condición de anonimato, dijo después que “todavía no hay acuerdo, pero estamos cerca”.