En los próximos días se va a presentar ante la Cámara de Diputados el proyecto de ley sobre la protección de la vivienda familiar principal.

Su vigencia se ha establecido a partir del pasado 1 de marzo y beneficiará a las personas físicas con resto de deuda inferior de €130.000, valor objetivo de la vivienda familiar principal que no supera los €250.000 y una deuda vencida hasta el 31 de diciembre de 2018.

“El Gobierno ha tratado de encontrar un balance entre salvaguardar la vivienda popular y financiar los bancos para limitar la morosidad”, resaltó el ministro de Estado, Alekos Flamburaris, el su intervención en el IV Forum Económico de Delfi.