De forma positiva han reaccionado los ciudadanos durante el primer día de implementación de las medidas de confinamiento para evitar la propagación del coronavirus.

En su mayoría, los ciudadanos llevaban consigo los impresos necesarios para salir del hogar, aunque varios han improvisado con declaraciones escritas a mano hasta tener acceso a un impreso digital.

La policía realizó multitud de controles de tráfico en varios puntos de la red de carreteras del país, pero dado que se trataba del primer día de las medidas, se limitó a dar recomendaciones.

En declaraciones, el viceministro de Protección del Ciudadano, Lefteris Iconomu, subrayó que los ciudadanos correspondieron de forma positiva ante las medidas, pero resaltó que a partir de hoy martes, el confinamiento se aplicará estrictamente.

Iconomu reiteró que el objetivo de las medidas sería limitar los desplazamientos innecesarios y las autoridades policiales interpretan de forma racional los argumentos de la gente, ya que al mismo tiempo hay que seguir con los procedimientos productivos y, en general, la vida.