Grecia es posible que  realice una o dos pequeñas emisiones de bonos tras su inclusión en el programa de flexibilización cuantitativa  del Banco Central Europeo (BCE), con el objetivo de enviar una señal a los inversores de que el país está de nuevo en pie, según publicación de la agencia  Reuters.

En la misma publicación, se menciona la declaración del jefe del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM, por sus siglas en inglés), Klaus Regling, según la cual Grecia podría conseguir “en breve” medidas de alivio de su deuda a corto plazo. Anteriormente, Atenas debería  concluir con las reformas previstas en el marco del programa económico acordado con los acreedores internacionales.

Alto oficial del ministerio griego de Economía ha declarado, por su parte, que las negociaciones relativas con ESM continúan  y se estudian medidas de alivio de la deuda griega.

Estas emisiones marcarían la primera inmersión de Grecia en los mercados desde 2014.