La próxima cumbre europea del 10 y 11 de diciembre es considerada por los socios europeos como fecha límite para que Turquía ponga fin a los actos provocativos en el Mediterráneo Oriental.

“El último aviso a navegantes (Navtex) sobre la prolongación de su búsqueda de gas, cerca de la isla griega de Kastelorizo en el Mediterráneo oriental,  hasta el 29 de noviembre, no muestra disponibilidad de cambio alguno de la postura provocativa que mantiene Turquía durante los últimos meses” declaró el ministro de AAEE griego Nikos Dendias para añadir que, bajo estas circunstancias “no hay lugar para esperar una agenda positiva en la próxima Cumbre Europea”.

Recordamos que también el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, advirtió hace pocos días al Gobierno turco que si no para en días esas actividades en el Mediterráneo oriental se enfrentaría a sanciones en semanas.

En dirección contraria, Turquía emitió este martes tres nuevos avisos a navegantes en los que pide la desmilitarización de seis islas griegas: Ikaría, Patmos, Samos, Limnos,Chios y Samotracia.