Iniciativas para fortalecer la cooperación entre los países de los Balcanes Occidentales predominaron en la cumbre cuatripartita celebrada en Belgrado el pasado fin de semana.

La ampliación de la Unión Europea, mediante la adhesión de los países de los Balcanes Occidentales, fue la cuestión principal tratada en la cumbre entre Bulgaria-Serbia-Rumania-Grecia, de cara además de la presidencia rotativa búlgara de la UE en el primer semestre de 2018.

En su intervención en la reunión, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, resaltó que la no adhesión de Serbia a la familia europea es un gran error que debe ser rectificado.

“Sólo a través de la cooperación, el derecho internacional y los tratados internacionales, como es el caso del Tratado de Lausana, la piedra angular de los derechos soberanos de los países de la región, se puede proceder a una perspectiva de prosperidad, de convivencia pacífica y de desarrollo común de nuestros estados”, subrayó el premier griego.

Aparte de Alexis Tsipras, en la cumbre asistieron el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borissov, y el primer ministro de Rumanía, Mihai Toudose.