El objetivo del líder de los Socialistas Europeos, Frans Timmermans, tal como el mismo lo explicó en el debate televisivo que tuvo en Radiotelevisión Pública Alemana con su principal rival, el líder de los Populares Europeos, Manfred Weber, con vistas a las elecciones europeas del 26M, es conseguir una alianza progresista mayoritaria en el Parlamento Europeo que incluya “desde el izquierdista primer ministro griego, Alexis Tsipras, hasta el liberal presidente de Francia, Emmanuel Macrón”.

La repuesta de Weber fue que “no puede haber convergencia entre estas fuerzas” para recibir la acusación de Timmermans de que es Weber quién pertenece al mismo Grupo Parlamentario con el ultraderechista húngaro, Victor Orban.

Hubo temáticas en las que los dos combatientes han estado de acuerdo como el rechazo a una solución militar de la crisis con Irán y la creación de un ejército europeo mientras que, por otra parte, se mostraron completamente opuestos en asuntos de derechos laborales y política social.