Una fuerte intemperie sigue afectando la mayor parte del país, con las temperaturas más bajas de los últimos 45 años.

Intensas nevadas se producirán este lunes también en varias regiones del territorio griego, como es el caso de las Islas Espóradas, Eubea, Creta, Grecia central, Tesalia y Peloponeso Este.

Varias zonas se han declarado en estado de emergencia, mientras que los institutos de primaria y secundaria permanecerán cerrados en la mayor parte del país.

Hasta el momento, tres personas fallecieron por el frío extremo registrado, que incluso llegó a los -23º C en la ciudad macedonia de Flórina.

En Grecia Central, cerca de la localidad de Karpenisi, un empleado municipal de 58 años perdió la vida por un infarto en el timón de una máquina quitanieves, mientras trataba de abrir una carretera provincial de la zona.

Un anciano de 77 años que se había perdido en la zona montañosa de la región de Nafpaktía, aunque fue rescatado y trasladado urgentemente al hospital, no se ha podido mantenerlo con vida y falleció por hipotermia, mientras que otra anciana de 76 años, en la ciudad norteña de Komotiní, quedó dormida al lado del brasero y murió a causa de los gases tóxicos desprendidos por el aparato.