“No es la primera vez que el vicepresidente del Ejecutivo turco, Hakan Chavúsoglu, se vuelve provocativo mediante declaraciones públicas y acciones. Si quiere honrar la posición que ocupa, durante este nuevo año le deseamos que piense antes de hablar”.

De esta forma comentaron fuentes gubernamentales, según la Agencia de Noticias Ateniense, las declaraciones de Chavúsoglu del pasado sábado con respecto a la decisión del Comité de Asilo de Grecia sobre el expediente de extradición de un militar turco, presentado por el país vecino.

“En Grecia, no se han enterado del peligro que supone poner en libertad a miembros de la FETÖ, pero nosotros somos obligados de advertirles de forma amistosa, pero hay que señalar que conceder asilo político a estas personas no se puede considerar como postura amistosa”, comentó en su cuenta de twitter el vicepresidente del gobierno turco.