La segunda ola del temporal Medea arrasa el país con fuertes nevadas y temperaturas gélidas que después del norte de Grecia y Tesalia ha empezado a azotar zonas del sur y, entre ellas, Atenas.

El tráfico urbano se ha visto paralizado y los cortes de la electricidad han afectado la mayor parte de los barrios del norte de la capital, al tiempo que las nevadas siguen fuertes incluso en el centro y los barrios cercanos al mar.

Según el Servicio Meteorológico Nacional los fenómenos en la capital durarán y durante las próximas horas se intensificarán. Por esta razón, Protección Civil recomienda a los ciudadanos no desplazarse excepto en casos de urgencia.

La mayora parte de la isla de Eubea donde la nieve ha alcanzado los dos metros de altura se ha quedado desde ayer sin electricidad, a la vez que la red de carreteras es, en su mayor parte, todavía intransitable.

Heladas y temperaturas polares desde las primeras horas de la mañana de hoy martes en Macedonia Occidental, donde se registró la temperatura más baja de todo el país: -23,7 ° en la zona de Florina.

Los barcos y ferris siguen amarrados en los puertos a causa de los vientos huracanados que soplan en los mares.