El griego Giannis Antetokounmpo (MVP), el esloveno Luka Doncic (‘Rookie’) y el francés Rudy Gobert (Mejor Defensor) culminaron el año más notable del baloncesto europeo en la NBA. Giannis es el segundo jugador europeo y el quinto no nacido en Estados Unidos que gana el premio al Mejor Jugador del Año.

“Mi objetivo es ganar el título”, proclamó Antetokounmpo tras agradecer a sus compañeros en los Bucks, a su familia, a los Griegos y a los Nigerianos por su contribución a esa victoria. El jugador griego, de 24 años, promedió 27,7 puntos con un 58% en tiros de campo, 12,7 rebotes, 5,9 asistencias, 1,3 robos, 1,5 tapones, 32,8 minutos en 72 partidos de la temporada regular. En las votaciones para el MVP sumó 941 puntos, mientras que James Harden (Houston) recibió 776 y Paul George (Indiana), 356.

El fenómeno griego, de 2,11 metros y 109 kilos, puede jugar en todas las posiciones. Lideró a los Bucks al primer puesto de la Conferencia Este, con 60 victorias y 22 derrotas, el mejor balance esta temporada en la NBA, superando las 58 victorias de Toronto y las 57 de Golden State. Además, fue capitán de uno de los equipos del All Star.