Según las estimaciones económicas provisionales de la Comisión Europea, publicadas este jueves, el crecimiento en Grecia seguirá en los próximos años a un ritmo elevado, sin embargo, la recuperación de la economía en gran medida tendrá como referente la implementación de las reformas en curso.

En concreto, el crecimiento del PIB en Grecia se prvé superior al 2% en los próximos años (al 2,2% en 2019 y al 2,3% en 2020).

El agente principal para el crecimiento de la economía griega serán las exportaciones, según la Comisión, que señala además que una importante fuerza motriz de la demanda recientemente ha sido el incremento del consumo privado, que a su vez se ha apoyado al aumento del empleo.

Asimismo, la Comisión destaca que la confianza del consumidor ha vuelto casi a niveles anteriores a la crisis.

Sobre el mercado laboral, la Comisión resalta que presenta índices en proceso de mejora constante, ya que el desempleo descendió al 18.6% en octubre de 2018, del 21% registrado doce meses atrás.