Grecia ha lanzado con éxito este martes una subasta de bonos a diez años, en su primera salida al mercado con este tipo de títulos desde la implementación del programa de rescate financiero en 2010.

Mediante la subasta, el Tesoro griego ha conseguido colocar 2,5 mil millones de euros con un rendimiento de 3,9%.

Más de 400 inversionistas han presentado ofertas para adquirir los títulos.

Fuentes del ministerio de Finanzas han manifestado su satisfacción por la emisión, dado que aparte de la demanda, que superó unas cinco veces la oferta, la mayoría de los fondos interesados se pueden calificar como inversores a largo plazo.