Grecia solicitó a Alemania, España e Italia suspender las exportaciones de armamento a Turquía que usa para “crear hechos consumados a través de la fuerza militar” en aguas del Mediterráneo oriental.

El ministro de Exteriores, Nikos Dendias, envió cartas a sus homólogos de España, Arancha González Laya; de Alemania, Heiko Maas, y de Italia, Luigi Di Maio, para señalar que la solicitud de su país se apoya en la obligación de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) de suspender las exportaciones de armas a terceros países que las utilicen para la desestabilización regional, como hace Turquía.

Dendias pidió especialmente a su homólogo alemán que su país suspenda la venta a Turquía de submarinos, fragatas y aviones de guerra, y que interrumpa la modernización de los tanques blindados del ejército de tierra turco.

En la cumbre europea de la semana pasada, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, pidió la imposición de un embargo a la exportación de armamento europeo a Turquía si ese país continúa las provocaciones contra Grecia y Chipre.