La policía griega ha decidido reforzar su presencia en el río Evros mediante el desplazamiento de un dispositivo de 400 uniformados a la zona de las localidades deFerrés y Tijeró, ya que según el ministro de Defensa, Nikos Panayotópulos, hay un plan de presión sobre Grecia elaborado por Ankara.

Asimismo, Panayotópulos junto con el ministro de Exteriores, Nikos Dendias, han comparecido este martes ante la Comisión de Asuntos Exteriores y de Defensa del Parlamento Nacional para explicar el estado de la cuestión en la frontera greco-turca de Evros tras los recientes incidentes.

Las obras de construcción del nuevo vallado y su ubicación fueron el pretexto por el que Turquía intentó paralizar los trabajos, han explicado ambos ministros, mientras Panayotópulos desmintió que fuerzas turcas procedieros ocupación de territorio griego y subrayó que las fronteras están bien definidas y no están sujetas a cambios.

Además, en una entrevista, el ministro de Defensa ha comunicado que hay indicios de una inminente intensificación de la presión turca en la frontera, por lo que hemos de tomar medidas para estar prevenidos.