La Comisión Europea (CE) anunció este miércoles la creación de un grupo de trabajo junto a las autoridades griegas para poner en marcha un programa piloto con nuevas acciones para mejorar la recepción de migrantes en el campo de Moria, en la isla de Lesbos, arrasado por un incendio hace dos semanas.

El anuncio de este grupo de trabajo coincide con la presentación de la nueva propuesta de Bruselas para un nuevo plan sobre migración y asilo que pretende facilitar las devoluciones de los migrantes que no tienen derecho a pedir protección internacional y no incluye cuotas obligatorias de acogida.

El vicepresidente de la CE Margaritis Schinas explicó que el grupo de trabajo intentará “solucionar y ayudar con la situación de emergencia” en Lesbos, correrá a cargo de la dirección general de Interior del Ejecutivo comunitario y se implementará junto al Gobierno griego.

“El grupo de trabajo garantizará que la inmigración se gestione de forma eficaz, incluyendo con condiciones de vida adecuadas, mayor certidumbre, procedimientos más rápidos y un reparto de la responsabilidad y de la solidaridad más equilibrado”, añadió Schinas.

“Lo que estamos proponiendo hoy es una solución europea, reconstruir la confianza entre los estados miembros y restaurar la confianza de los ciudadanos en nuestra capacidad de gestionar la inmigración como una unión. La UE ha probado en otras áreas que puede dar pasos para reconciliar perspectivas divergentes y es hora de responder al desafío de gestionar conjuntamente la inmigración, con un equilibrio adecuado entre solidaridad y responsabilidad”, ha defendido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.