Ha empezado esta tarde en el pleno del parlamento griego la discusión sobre el voto de confianza que ha pedido el primer ministro, Alexis Tsipras, tras la ruptura de la coalición gubernamental con los Griegos Independientes y la dimisión de su presidente Panos Kammenos que se demuestra contrario con el Pacto de Prespas con la ex República Yucoslava de Macedonia.

La discusión ha comenzado con el discurso de Alexis Tsipras, continuará con los jefes políticos y los discursos de los diputados y concluirá con la votación nominal la noche de miércoles 16 de enero.

El primer ministro ha aclarado que para seguir con su proyecto gubernamental necesita el voto favorable de 151 diputados de los 300 que forman la Asamblea Nacional, en caso contrario, va a convocar elecciones anticipadas “cuando sea oportuno” como indicó.

El presidente de la Nueva Democracia y jefe de la Oposición, Kiriakos Mitsotakis, llamó a los diputados a votar en contra del gobierno de Tsipras y les indicó que si votan positivamente significaría que aprueban el Acuerdo de Prespas.

La posición tomada ante este Acuerdo que prevé, entre otras cosas, el cambio de la denominación de la ex República Yugoslava de Macedonia a República del Norte de Macedonia, ha provocado una serie de convulsiones en todos los partidos políticos y es la próxima cita importante en el parlamento griego.