Una amplia operación ha llevado a cabo esta madrugada la policía en Mitilene, Lesvos, para alejar a refugiados e inmigrantes de la plaza Sapfús, tras los graves incidentes producidos durante la noche.

El dispositivo policial trasladó a los extranjeros, en su mayoría afganos, al campamento de refugiados de Moria.

Durante la noche, la plaza Sapfús y el centro histórico de la capital de la isla se habían convertido en un auténtico campo de batalla.

Unas 200 personas, pertenecientes a grupos de la extrema derecha, agredieron contra el cordón de seguridad que había establecido el fuerte dispositivo policial para proteger a los refugiados e inmigrantes acampados en la plaza.

Los agresores prendieron fuego a contenedores de basura y lanzaron bengalas a los refugiados, mientras que la policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los grupos violentos.

Durante los disturbios se produjeron numerosas lesiones, principalmente entre inmigrantes y refugiados, que fueron trasladados al hospital local para recibir los primeros auxilios.