Εl buque de prospecciones turco Oruc Reis ha regresado este domingo a Turquía horas después de una visita relámpago a Nicosia del Secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo,  quién expresó la inquietud de Washington ante la creciente tensión entre dos miembros de la OTAN.

“Seguimos profundamente preocupados por las operaciones turcas en busca de recursos naturales en áreas del Mediterráneo oriental ”, afirmó ante la prensa.

La retirada del Oruc Reis coincide con el fin de su permiso del Gobierno turco para realizar prospecciones. Hasta ahora, siempre lo había renovado, generando gran malestar en la zona.

El primer ministro heleno, Kiriakos Mitsotakis, en rueda de prensa desde Tesalónica, celebró la retirada del buque de prospecciones turco diciendo que es un paso positivo y que espera que tenga continuidad.

Refiriéndose al nuevo programa de compra de armas francesas (aviones de guerra Rafale, cuatro fragatas multifuncionales y cuatro helicópteros de la marina) dijo que “ha llegado la hora de fortalecer a las fuerzas armadas como garantía para la seguridad del país. Es una obligación cuyo coste asumirán los griegos”.

Mitsotakis dijo también que Grecia invierte en los recursos humanos de las fuerzas armadas y de ahí que se prevén 15.000 nuevas tropas en los próximos 5 años”.