El primer ministor griego, Kiriakos Mitsotakis, en su nuevo discurso televisivo esta tarde ha anunciado la prohibición de la libre circulación y desplazamiento de los ciudadanos a nivel nacional, a partir de mañana lunes 23 de marzo, como medida de urgencia para frenar la expansión del coronavirus.

“Es, quizás, la última medida que puede tomar un Estado democrático organizado. Sin embargo, es una medida que se debe tomar con antelación para no tomarse en vano. Porque el tiempo ya no se mide en días sino en horas y hacen falta decisiones y medidas drásticas” subrayó, para añadir que “el estado debe, según la Constitución, cuidar la salud de los ciudadanos e intervenir cuando el ejercicio de la libertad individual amenaza a la sociedad”.

El primer ministro griego resaltó además que los que se desplazan por razones de estricta obligatoriedad deben llevar consigo el DNI o el pasaporte y poder justificar su desplazamiento. En caso contrario, pagarán una multa de 150 euros.

Kiriakos Mitsotakis aclaró que de estas nuevas medidas de emergencia están informados tanto los jefes políticos del país como la Presidenta de la República, Katerina Sakelaropulu.