Turquía estuvo a punto de “superar las líneas rojas”, ha declarado el ministro griego de Asuntos Exteriores, Nikos Kotzias,  refiriéndose a la postura provocativa de Turquía tanto a nivel de declaraciones políticas como a nivel de ejercicios militares en el Mar Egeo durante los últimos meses.

En una entrevista en la cadena televisiva privada, Skai, Kotzias hizo mención a las últimas declaraciones provocativas del presidente turco, R. T. Erdogan, según las cuales fue la población griega la que destruyó Esmirna en Asia Menor antes de ser expulsada de la región y no el ejército turco, y comentó que este tipo de agresiones a la memoria histórica responden a su táctica política con vistas a las elecciones turcas del 24 de junio.

En cuanto a la detención de los dos militares griegos por las Autoridades turcas en la frontera norte, Kotzias resaltó que es un hecho inédito ver como dos oficiales de un ejército de la OTAN sean detenidos por otro ejército de la OTAN por cruzar veinte metros de distancia”.

Kotzias anotó que el sistema jurídico turco deja mucho que desear y que es fuera de la cultura legal griega y europea, detener a dos militares extranjeros por dos meses sin haber pronunciado acusación oficial alguna.