La fiscal del Areópago (el Tribunal Supremo de Grecia), Xeni Dimitríu, ha ordenado una investigación preliminar sobre el testimonio del ex alto mando de PASOK, Teodoros Tsukatos, quien sostuvo que los partidos políticos en décadas anteriores habían recurrido a una amplia financiación privada, que sólo para el PASOK en el año 2000 ascendía a 16 mil millones de dracmas (unos 50 millones de euros).

Además, Tsukatos reveló extensos gastos partidarios en aquel periodo, que incluían, entre otros, publicidad en medios de comunicación; desplazamientos de votantes mediante aviones, barcos y autobuses; edición y distribución de material preelectoral y la organización de mítines preelectorales.

Aún más, el apodado “estratega” del PASOK se refirió a un fragmento de un libro del ex primer ministro Kostas Simitis, que hace referencia la financiación privada de partidos políticos, como una práctica consolidada de las formaciones políticas.