Este jueves el primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis ha convocado un debate en el Parlamento griego a fin de informar a los demás jefes políticos del país sobre el estado de la cuestión de la pandemia tras el drástico aumento de contagios y muertes de los últimos días y semanas.

Mitsotakis sostuvo que el confinamiento y las medidas restrictivas tomadas deben ser respetadas por todos  y explicó que en esta segunda ola intentó proteger la salud pública y, a la vez, intentar sacar a flote la economía nacional.

El presidente de SYRIZA, Alexis Tsipras, acusó a Mitsotakis de no asumir sus responsabilidades ante los retrasos y las políticas equivocadas que tienen resultados nefastos para la sociedad griega y resaltó que lo peor de todo es no haber fortalecido el Sistema de Sanidad Pública con recursos materiales y humanos como debería para poder hacer frente a esta segunda ola.

La presidenta del Movimiento de Cambio (KINAL, por sus siglas en griego) Fofi Genimata, pidió que el gobierno actuara de inmediato para proteger la vida y la salud de los ciudadanos griegos.

El Secretario General del Partido Comunista Griego,(KKE, por sus siglas en griego), Dimitris Kutsumbas, pidió test masivos para la población y exigió que el sector sanitario privado se pusiera al servicio del público sin demora.