Los líderes de la Unión Europea (UE) aseguraron este jueves estar preparados para responder “de forma adecuada” a las perforaciones turcas en aguas cercanas a la isla de Chipre, después de que Ankara haya enviado dos buques al área para buscar gas.

“La Unión Europea seguirá supervisando de cerca el desarrollo de los acontecimientos y se encuentra preparada para responder de manera adecuada y en total solidaridad con Chipre”, señalaron las conclusiones adoptadas por los mandatarios de la Unión Europea en una cumbre.

En ese sentido, invitaron a la Comisión Europea y al Servicio Europeo de Acción Exterior a presentar opciones sobre “medidas adecuadas sin retraso, incluidas medidas específicas”. Los líderes también “recordaron y reafirmaron” las conclusiones adoptadas en marzo del año pasado, en las que ya “condenaban con fuerza las acciones ilegales continuadas de Turquía en el Mediterráneo Oriental y el mar Egeo”.

“El Consejo Europeo expresa sus serias preocupaciones con respecto a las actuales actividades ilegales de perforación de Turquía en el Mediterráneo Oriental y deplora que Turquía no haya respondido aún a las repetidas llamadas de la Unión Europea para acabar con tales actividades”, subrayaron.

Asimismo, advirtieron del “grave e inmediato impacto negativo” que esas acciones tienen en las relaciones entre los Veintiocho y Turquía. “El Consejo Europeo pide a Turquía mostrar moderación, respetar los derechos soberanos de Chipre y abstenerse de cualquiera de esas acciones”, señalaron.