La situación en Libia, Líbano y las provocaciones turcas en el Mediterráneo Oriental, el futuro Pacto de Migración y Asilo y los fondos europeos que deben entrar en vigor en 2021 centrarán la discusión de la cumbre del Med7 que se celebra este jueves en Córcega.

El presidente francés, Emmanuel Macron, es el anfitrión del encuentro de este grupo que nació en 2014 para concertar posiciones ante los distintos debates dentro de la UE y que forman Chipre, Francia, Grecia, Italia, Malta, Portugal y España.

El primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis, en un artículo que se ha publicado en la prensa europea llama a Turquía a respetar el derecho internacional y a poner fin a la agresividad y las provocaciones en el Mediterráneo Oriental y avisa de que en caso contrario tendrá que hacer frente a importantes sanciones.

Tras la Cumbre se adoptará una declaración que reflejará, entre otras cuestiones, un apoyo a la soberanía de Grecia y Chipre y a los esfuerzos de mediación del alto representante para lograr un diálogo con Turquía, antes de que el Consejo Europeo del 25 de septiembre evalúe todas las opciones.

También se espera que la declaración incluya la bienvenida a un posible alto el fuego en Libia; y una mención a la plena solidaridad y compromiso con el Líbano.