La publicación de las fotos que han sacado visitantes griegos en la sala del Museo Británico que alberga los Mármoles del Partenón, en las que aperecen serios deterioros en el techo y las paredes a causa de la humedad, ha provocado fuertes reacciones en nuestro país.

Recordamos que precisamente en esta sala en 2018 durante un temporal de lluvias hubo goteras que caían al lado de las antigüedades expuestas. El Museo Británico sostuvo que el problema era temporal y que no hubo daño alguno, sin embargo la imagen de la sala es decepcionante, pues la humedad, el moho e incluso las arañas que se encuentran en esquinas no pueden ser tolerados al lado de los preciosos Mármoles del Partenón.

Comentando estas publicaciones la ministra griega de Cultura, Lina Mendoni resaltó que “La situación tal como las fotografías la presentan es al menos decepcionante para el Museo Británico y ofensiva para los Mármoles del Partenón. Esa imagen sombría de abandono refuerza todavía más la petición firme y justa de Grecia para el retorno de los Mármoles de Partenón a su país natal”¨.