La enseñanza primaria, los jardines de infancia, las guarderías y la educación especial han reabierto este lunes en Grecia, tras ocho semanas de cierre y tras una nueva extensión del confinamiento estricto que rige en el país desde noviembre.

En las escuelas donde sea posible se establecerán distintos horarios de entrada y salida de grupos de alumnos, para evitar aglomeraciones, así como el uso de varias entradas si las hubiera. El uso de la mascarilla es obligatorio en espacios exteriores e interiores y se ha subrayado la importancia de la ventilación y la escrupulosa limpieza de las aulas

“La alegría de los niños es grande y la nuestra también” ha mencionado la ministra de Educación, Niki Kerameos, durante su visita esta mañana en colegios públicos de Atenas para añadir que “vamos a hacer lo posible para que las clases sigan sin problemas y obstáculos”.