En la ciudad de Tesalónica el pasado sábado, el primer ministro Kyriakos Mitsotakis, con ocasión de la inauguración de la Feria Internacional de la ciudad norteña griega, anunció los ejes principales de la política económica de su gobierno en el próximo año.

El mandatario griego se comprometió mantener a los niveles actuales la renta exenta de impuestos, es decir, a los 8.636 euros y anunció que a finales de 2020 los pensionistas tendrían derecho de cobrar un subsidio equivalente a una mensualidad.

A lo largo de la legislatura, se eliminarán gradualmente tanto la tasa de ejercicio de profesión autónoma, como la contribución de solidaridad.

Además, Mitsotakis informó que en la próxima reunión del Eurogrupo, el ministro de Finanzas, Jristos Staikuras, presentará la petición formal de nuestro país para el reembolso anticipado de una parte del préstamo del FMI.

En cuanto a la cuestión de los objetivos fiscales en el bienio 2021-2022, el premier reiteró que a partir del año que viene emprenderán las consultas con las instituciones para la reducción de los superávit primarios del 3.5 por ciento del PIB vigente en la actualidad.