Myrtis, la joven ateniense que murió durante el siglo V a. de C., por fiebre tifoidea (la gran plaga de Atenas) tal como ocurrió al político y orador Pericles, nunca podría imaginar que 2.500 años después participaría en la lucha global contra la pandemia de coronavirus, según anota el Centro Regional de Información de las Naciones Unidas.

Y es que Myrtis es la protagonista de un video de la ONU que se dirige a todos para hacernos prestar atención a los expertos y seguir estrictamente las normas higiénicas requeridas para combatir la pandemia de covid-19.

En el vídeo Myrtis, que fue reconstruída por el grupo científico de profesor Manolis Paragrigorakis, nos recuerda que la vida es el bien más valioso y que todos juntos podemos vencer la pandemia. Que todos juntos podemos crear un mundo mejor para todos sin excepciones.

La niña que jugaba en la colina de la Acrópolis y murió a los 11 años por una enfermedad contagiosa, empezó su segundo viaje en 2010 cuando los científicos presentaron su reconstrucción facial basada en el descubrimiento de su cráneo completamente intacto en una fosa común durante el trabajo para construir la estación de metro de Atenas en Kerameikos.

En el mismo año, 2010, el  Centro de Información Regional de las Naciones Unidas hizo de Myrtis una amiga de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la utilizó en la campaña de la ONU “Podemos poner fin a la pobreza”.

Ahora, como amiga de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Myrtis manda un nuevo mensaje a los líderes de la tierra para pedirles que salven la vida de millones de niños que mueren de enfermedades como ella. Enfermedades que en muchas ocasiones hoy día se pueden curar si los niños se protegen debidamente.