Grecia, país fronterizo con Libia, directamente afectada por los incidentes ocurridos allí y en su calidad de factor de estabilidad en la región, puede desempeñar su propio papel en la situación de Libia, resaltó el ministro de Asuntos Exteriores, Nikos Dendias, durante su reunión en Ginebra este lunes con el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, al margen de la Conferencia para el Desarme del Consejo de Derechos Humanos de la organización internacional.

Asimismo, Dendias manifestó el apoyo firme de nuestro país a los esfuerzos de conseguir una solución política en la crisis líbica.

Además, el canciller griego se refirió a la cuestión de Chipre, subrayando que Grecia apoya los esfuerzos de la ONU de retomar las negociaciones, a base de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU y del acervo comunitario.