La presentación de una nueva propuesta a Grecia y ARYM (Antigua República Yugoslava de Macedonia) para la resolución definitiva de la cuestión de la denominación oficial del país vecino en la coyuntura positiva actual, ha anunciado el mediador especial de la ONU, Matthew Nimetz, un día antes del inicio de una nueva ronda de negociaciones entre los dos lados, en la sede del organismo internacional, en Nueva York.

En una entrevista televisiva, Nimetz pide realismo a ambos lados, señalando a la par que “actualmente, el nombre del país en la ONU es ex República Yugoslava de Macedonia, por lo que el término “Macedonia” ya está incluido en su denominación”.

El diplomático de Naciones Unidas se mostró optimista de que se puede llegar a una solución “que cumpla con los requisitos de los griegos y satisfaga a sus vecinos del norte”.

A la vez, Nimetz resaltó que “si transcurren 25 años más, el problema será aún peor”.