En una conferencia de prensa en Tesalónica, con motivo de la inauguración de la Feria Internacional de esta ciudad del norte de Grecia, el primer ministro Alexis Tsipras descartó una vez más una eventual celebración de elecciones anticipadas y la toma de medidas adicionales. Al mismo tiempo, manifestó su optimismo sobre una solución definitiva en la cuestión de la deuda.

En cuanto a la próxima evaluación del programa griego, Tsipras resaltó que “las medidas habrán cerrado hasta los primeros días de octubre como máximo” y aseguró que no se producirán recortes adicionales en las pensiones, mientras que destacó que el Gobierno consiguió lo imposible, es decir, emprender el proceso de reforma del sistema de seguridad social.

Asimismo, el mandatario griego anunció un paquete de medidas de apoyo a la iniciativa empresarial y la reducción de la carga fiscal y al mismo tiempo se comprometió que dentro de los próximos dos años se producirá una reducción de los impuestos indirectos.

Con respecto a la crisis de los refugiados, el jefe del Ejecutivo calificó de “difícil pero necesario” el acuerdo entre la UE y Turquía y señaló que los países europeos deben acelerar los procesos de reasentamiento, mientras que para las indemnizaciones de guerra alemanas dijo que el asunto sigue abierto, pero el próximo movimiento se realizará cuando Grecia considere que sea el momento oportuno.