Nuevas medidas para frenar la propagación acelerada del coronavirus que se contempla en los últimos días, ha anunciado la portavoz gubernamental alterna, Aristotelía Peloni.

Las decisiones al respecto fueron tomadas durante una teleconferencia de instituciones estatales y científicas competentes, bajo la presidencia del primer ministro.

En concreto, se ha anunciado que se suspende la celebración de la Feria Internacional de Tesalónica en septiembre y a partir del 17 de agosto para todo viajante que llega a Grecia en avión, procedente de Suecia, República Checa, Bélgica, España y Holanda, resulta necesaria una prueba molecular negativa, efectuada con 72 horas de anterioridad como máximo.

Además, se suspende todo evento con público de pie, incluidos los conciertos y las representaciones teatrales, y hasta el 23 de agosto restaurantes y bares tendrán que cerrar a medianoche en los distritos administrativos de Creta y de Macedonia Oriental y Tracia, en las provincias de Tesalónica, Calcídica, Lárisa y Corfú, y en los municipios de Mykonos, Paros, Santorini, Volos, Katerini, Rodas, Antíparos, Zakintos y Kos.