Atenas lanza una nueva ofensiva diplomática a fin de  internacionalizar el asunto de los actos ilegales e agresivos de Turquía en el Mediterráneo Oriental que ponen en peligro la paz y la estabilidad en la región.

Recordamos que el buque explorador turco Oruç Reis, que regresó a puerto a mediados de septiembre en lo que se entendió como un gesto de buena voluntad por parte de Ankara para reducir la tensión, está de nuevo en aguas que pertenecen a la plataforma continental griega.

Además, el sábado pasado Turquía publicó un mapa en el que extiende lo que considera su área de responsabilidad para las operaciones de búsqueda y rescate de migrantes hasta la mitad del Mar Egeo.

En respuesta a toda una serie de actos provocativos, Atenas ha solicitado a la Comisión Europea (CE) que considere suspender la unión aduanera con Turquía. Así, el ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, pidió al comisario europeo de Vecindad, Oliver Varhelyi, que considere la suspensión total de la unión aduanera como “un mensaje de disconformidad con el comportamiento ilegal de Turquía”.

En dicha carta, Dendias aseguró que Turquía viola de forma unilateral los términos de la unión aduanera al adoptar aranceles y medidas legislativas no previstas en ésta.

En el contexto de su ofensiva diplmática, Grecia ha enviado una carta al Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, en la que hace hincapié en su derecho a invocar la Cláusula de Defensa Mutua, por la que si un Estado miembro sufre una agresión armada en su territorio, los demás integrantes de la UE deben ofrecerle ayuda y todos los medios a su alcance.

Atenas también ha enviado misivas al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, al que asegura que el comportamiento de Turquía desestabiliza la posición de la OTAN en la región.

Además ha enviado quejas al Organismo de la Aviación Civil Internacional (OACI) y la Organización Marítima Internacional (OMI) sobre el anuncio turco de expandir su zona de búsqueda y rescate en aguas de jurisdicción griega.