El gobierno griego ha presentado una serie de peticiones a las Instituciones, siempre que se cumpla el objetivo de los ingresos presupuestarios previstos.

En concreto, el gobierno griego considera como prioridad destinar las ganancias de los bonos griegos a inversiones maduras, reducir las contribuciones de solidaridad y del impuesto sobre inmuebles, así como reducir la tasa fijada para los superávit primarios.

En los contactos de hoy entre los representantes de las Instituciones y el gobierno heleno se plantearán cuestiones de finanzas y de privatizaciones, mientras esta ronda de evaluación de la economía griega concluirá el viernes.