Siguen este martes por segundo día en Atenas los trabajos de la Cumbre Euroárabe, que se celebra por tercer año consecutivo en la capital griega.

En su discurso de inauguración de la cumbre este lunes, el primer ministro, Alexis Tsipras, comentó que la conferencia se celebra en un momento crucial para las relaciones entre los países árabes y Europa, particularmente Grecia, que recientemente ha salido optimista y más fuerte de una crisis que había durado años.

Tsipras resaltó que este año el crecimiento de la economía griega oscilará alrededor del 2,1 por ciento, mientras en 2019 se prevé un crecimiento de 2,5 por ciento, que se impulsará principalmente por las exportaciones y las inversiones, que registran un ascenso de 7% y de 13%, respectivamente, mientras el sector turístico experimenta un auge considerable, con 35 millones de visitantes en 2018.

En la Cumbre han asistido representantes de más de 30 países, entre ellos, jefes de estado, ministros y altos cargos de la UE y de países árabes, así como académicos, empresarios y representantes de cámaras comerciales árabes y griegas.