El presidente del Comité de Seguimiento de la FIFA para la Asociación de Fútbol Griega, Herbert Hübel, ha propuesto a la Comisión de Federaciones-Miembros la expulsión inmediata del fútbol griego de las federaciones internacionales, sin suspensión de la sanción o periodo de gracia, y sin ninguna excepción, las selecciones nacionales incluidas.

Obviamente, Hübel no ha quedado satisfecho con el plan de salida de la crisis, presentado por el presidente de asociación griega, Vaguelis Gramenos, en la reunión que mantuvieron hace tres días en Austria.

“La situación actual no permite a la asociación helena garantizar la celebración regular de las competiciones nacionales”, destaca el informe del alto cargo de la federación internacional.

La propuesta de Hübel se presentará ante la Comisión mencionada en mayo o incluso en junio. Es decir, se da un poco de tiempo para cambiar ciertos aspectos, sin embargo, los márgenes temporales se han reducido drásticamente.