En Edirne, el tribunal competente rechazó por tercera vez la petición de liberación de los dos militares griegos, detenidos temporalmente en Turquía por cruzar por error las fronteras greco-turcas.

Los abogados de ambos soldados griegos presentaron de nuevo la solicitud de revisión del régimen de su detención temporal, que fue otra vez refutada por el tribunal turco con el pretexto de que no se han modificado las condiciones bajo las que se encarcelaron provisionalmente.

Los militares griegos siguen detenidos desde principios de marzo, sin que se hayan pronunciado acusaciones formales en su contra por la fiscalía turca competente.